Archive for the Rock en Español Category

Jaguares

Posted in Pop Rock, Rock Alternativo, Rock en Español with tags , , on noviembre 1, 2011 by niquelrosa19

Jaguares es una banda mexicana de rock formada en 1995, después de la ruptura de Caifanes. Con ambos nombres ha lanzado 10 discos, vendido más de 15 millones y colaborado y/o hecho giras con muchos artistas, incluyendo Morrisey, Stewart Copeland, Adrian Belew, Don Was, The Rolling Stones, David Hidalgo (Los Lobos), Mark Isham, Billy Preston, Flaco Jiménez, Tigres del Norte, Juan Gabriel, La Internacional Sonora Santanera, Peter Gabriel, Live, Estopa, Red Hot Chili Peppers, entre muchos otros. En 1997 el vocalista de la banda, Saúl Hernández, hizo equipo con el legendario cantante Algeriano rai Cheb Khaled para grabar el dueto bilingüe español – árabe «Ki Kounti».

El 29 de agosto de 2008, Jaguares lanzó su último álbum de estudio, titulado 45. Gracias a el, la banda fue condecorada con el premio Grammy en la categoría de «Mejor álbum alternativo o rock» el 8 de febrero del 2009, así como también el Premio Grammy Latino al que estaban nominados.

Discografía

Caifanes

Posted in Pop Rock, Rock en Español with tags , on octubre 29, 2011 by niquelrosa19

Caifanes es una banda de rock mexicana, activa entre 1987 y 1995, y reencontrada en 2011.1 La agrupación jugó un papel crucial en el resurgimiento de la escena difusora de rock local a finales de los años ochenta. Sus cuatro álbumes de estudio, Caifanes, Caifanes. Volumen II, mejor conocido como “El diablito”, El silencio y El nervio del volcán son considerados como clásicos del rock mexicano.

Caifanes fue conformado originalmente en enero de 1987 por: Saúl Hernández (voz y guitarra), Sabo Romo (bajo), Diego Herrera (teclados y saxofón), y Juan Carlos Novelo (batería). Su primera presentación fue el 11 de abril de 1987 en Rockotitlán con Jorge «El Gato» Arce (Ritmo Peligroso)apoyándolos en la batería porque Novelo no iba a poder ir. La expectación creada en el underground rockero mexicano fue tanta que mucha gente se quedó fuera del recinto.

Después de su segunda presentación aquel 11 de abril, Juan Carlos Novelo decidió abandonar la agrupación, y en su lugar entró Alfonso André (batería y percusiones). Más adelante, Santiago Ojeda guitarra) se integró al grupo por un corto tiempo, para luego fundar la banda La Gran Vía, quedando finalmente como cuarteto con Saúl, Diego, Sabo y Alfonso.

Si bien Caifanes era un grupo nuevo, Sabo Romo con sus proyectos anteriores (Cherry, Manhattan, Ruido Blanco, El Método del Ritmo, Taxi, Briseño y El Séptimo Aire) y la anterior banda de Saúl, Alfonso y Marcovich, Las Insólitas Imágenes de Aurora, tenían ya una amplia base de fanáticos.

La explosión de grupos originarios de España y Argentina, y la etiqueta de Rock en tu idioma, hicieron que las casas disqueras comenzaran a dar apoyo a las agrupaciones que llevaban tiempo pululando en los bares y hoyos funky de México.

En 1987, Caifanes comenzó a crearse una base de admiradores, un plus que comenzaron a forjar y que fue adicional al culto que habían provocado Las Insólitas Imágenes de Aurora.

El trayecto no fue fácil; la banda había juntado un presupuesto y tenían en mente grabar un disco bajo el cobijo de algún productor español; lamentablemente, el dinero comenzó a escasear y solo alcanzó para grabar un demo de cuatro canciones. Las canciones elegidas habían sido: Mátenme porque me muero, Nada, Será por eso y Amanece.

El primero de estos temas fue enviado a la extinta estación Espacio 59, en donde se programaban los demos de las agrupaciones que querían darse a conocer y en donde comenzaron a ganarse el gusto del público radioescucha.

La primera parada en una casa disquera fue en la desparecida CBS México, y en donde el director general de aquella casa disquera al ver su aspecto gótico, similar al look post punk de aquella época. El ejecutivo, no tuvo otra descripción de ellos y sus palabras solo alcanzaron para decirles: «Parecen putos».

El gerente de la sucursal mexicana de CBS, escuchó con atención aquella cinta que la agrupación llevó, el trabajo fue de su agrado, pero por su aspecto y tras escuchar el demo de “Será por eso”, les negó algún contrato en firme, argumentando lo siguiente —cosa que hasta hoy, Hernández cuenta como anécdota y no lo olvida—: «En CBS, nuestro negocio es vender discos, no ataúdes».

Por un momento el grupo, frustrado de tanta búsqueda, recibió el soporte temporal de CBS pero después recibiría su «carta de retiro». La verdadera oportunidad llegó cuando Ariola convocó a las dos bandas que estaban provocando «eco» en la escena under de la época en la Ciudad de México, a abrir el concierto de Miguel Mateos en el desaparecido Hotel de México (hoy el World Trade Center México) el 31 de octubre de 1987: Caifanes y Neón eran esas bandas.

Lugar en donde, por cierto, se encontraba Oscar López, productor de Miguel Mateos, quién a su vez estaba midiendo el poder de convocatoria de ambas agrupaciones y en donde Caifanes salió triunfante sobre Neón; no vaciló en darles su apoyo incondicional. El resultado fue la grabación de un primer LP bajo la dirección y realización del productor Oscar López, también productor de Mateos.

Caifanes accedió a firmar con RCA Ariola, a cambio de que también Maldita Vecindad firmara y así ocurrió. Para noviembre de 1988 Maldita Vecindad se encontraba grabando en los Estudios PolyGram lo que sería su primer material.

Su primer álbum, Caifanes, salió a la venta en Agosto de 1988 y el sencillo Mátenme porque me muero fue su primer éxito, seguido por, Viento, Amanece y Cuéntame tu vida. El también llamado Volumen 1 fue precedido por un EP con tres canciones, producido con la intención de probar la aceptación del grupo entre la posible audiencia; el resultado fue la venta de más de trescientas mil copias y, por lo tanto, la edición del primer LP.

El álbum en sí, mostraba claramente lo que muchos consumidores de rock en México demandaban: verdadero rock. Gustavo Cerati, en aquel entonces guitarrista de Soda Stereo, participó como músico invitado en la grabación del álbum tocando la guitarra en La bestia humana.

En diciembre de 1988, graban en la Ciudad de México el maxi-single La negra Tomasa. Dicho trabajo incluía tres versiones del cóver cubano La negra Tomasa adicionando el tema Perdí mi ojo de venado.

En el verano de 1989, tras llenar dos días consecutivos el Auditorio Nacional —de hecho fue la primera banda de rock mexicano en lograr esto— y teniendo como teloneros a Maldita Vecindad y a Fobia, el grupo prepara canciones para lo que sería su segundo material; temas como Detrás de ti y Antes de que nos olviden ya eran habituales de la agrupación para estas fechas (esta última fue con dedicatoria a los caídos de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968).

Caifanes fue conformado originalmente en enero de 1987 por: Saúl Hernández (voz y guitarra), Sabo Romo (bajo), Diego Herrera (teclados y saxofón), y Juan Carlos Novelo (batería). Su primera presentación fue el 11 de abril de 1987 en Rockotitlán con Jorge «El Gato» Arce (Ritmo Peligroso)apoyándolos en la batería porque Novelo no iba a poder ir. La expectación creada en el underground rockero mexicano fue tanta que mucha gente se quedó fuera del recinto.

Después de su segunda presentación aquel 11 de abril, Juan Carlos Novelo decidió abandonar la agrupación, y en su lugar entró Alfonso André (batería y percusiones). Más adelante, Santiago Ojeda guitarra) se integró al grupo por un corto tiempo, para luego fundar la banda La Gran Vía, quedando finalmente como cuarteto con Saúl, Diego, Sabo y Alfonso.

Si bien Caifanes era un grupo nuevo, Sabo Romo con sus proyectos anteriores (Cherry, Manhattan, Ruido Blanco, El Método del Ritmo, Taxi, Briseño y El Séptimo Aire) y la anterior banda de Saúl, Alfonso y Marcovich, Las Insólitas Imágenes de Aurora, tenían ya una amplia base de fanáticos.

La explosión de grupos originarios de España y Argentina, y la etiqueta de Rock en tu idioma, hicieron que las casas disqueras comenzaran a dar apoyo a las agrupaciones que llevaban tiempo pululando en los bares y hoyos funky de México.

En 1987, Caifanes comenzó a crearse una base de admiradores, un plus que comenzaron a forjar y que fue adicional al culto que habían provocado Las Insólitas Imágenes de Aurora.

El trayecto no fue fácil; la banda había juntado un presupuesto y tenían en mente grabar un disco bajo el cobijo de algún productor español; lamentablemente, el dinero comenzó a escasear y solo alcanzó para grabar un demo de cuatro canciones. Las canciones elegidas habían sido: Mátenme porque me muero, Nada, Será por eso y Amanece.

El primero de estos temas fue enviado a la extinta estación Espacio 59, en donde se programaban los demos de las agrupaciones que querían darse a conocer y en donde comenzaron a ganarse el gusto del público radioescucha.

La primera parada en una casa disquera fue en la desparecida CBS México, y en donde el director general de aquella casa disquera al ver su aspecto gótico, similar al look post punk de aquella época. El ejecutivo, no tuvo otra descripción de ellos y sus palabras solo alcanzaron para decirles: «Parecen putos».

El gerente de la sucursal mexicana de CBS, escuchó con atención aquella cinta que la agrupación llevó, el trabajo fue de su agrado, pero por su aspecto y tras escuchar el demo de “Será por eso”, les negó algún contrato en firme, argumentando lo siguiente —cosa que hasta hoy, Hernández cuenta como anécdota y no lo olvida—: «En CBS, nuestro negocio es vender discos, no ataúdes».

Por un momento el grupo, frustrado de tanta búsqueda, recibió el soporte temporal de CBS pero después recibiría su «carta de retiro». La verdadera oportunidad llegó cuando Ariola convocó a las dos bandas que estaban provocando «eco» en la escena under de la época en la Ciudad de México, a abrir el concierto de Miguel Mateos en el desaparecido Hotel de México (hoy el World Trade Center México) el 31 de octubre de 1987: Caifanes y Neón eran esas bandas.

Lugar en donde, por cierto, se encontraba Oscar López, productor de Miguel Mateos, quién a su vez estaba midiendo el poder de convocatoria de ambas agrupaciones y en donde Caifanes salió triunfante sobre Neón; no vaciló en darles su apoyo incondicional. El resultado fue la grabación de un primer LP bajo la dirección y realización del productor Oscar López, también productor de Mateos.

Caifanes accedió a firmar con RCA Ariola, a cambio de que también Maldita Vecindad firmara y así ocurrió. Para noviembre de 1988 Maldita Vecindad se encontraba grabando en los Estudios PolyGram lo que sería su primer material.

Su primer álbum, Caifanes, salió a la venta en Agosto de 1988 y el sencillo Mátenme porque me muero fue su primer éxito, seguido por, Viento, Amanece y Cuéntame tu vida. El también llamado Volumen 1 fue precedido por un EP con tres canciones, producido con la intención de probar la aceptación del grupo entre la posible audiencia; el resultado fue la venta de más de trescientas mil copias y, por lo tanto, la edición del primer LP.

El álbum en sí, mostraba claramente lo que muchos consumidores de rock en México demandaban: verdadero rock. Gustavo Cerati, en aquel entonces guitarrista de Soda Stereo, participó como músico invitado en la grabación del álbum tocando la guitarra en La bestia humana.

En diciembre de 1988, graban en la Ciudad de México el maxi-single La negra Tomasa. Dicho trabajo incluía tres versiones del cóver cubano La negra Tomasa adicionando el tema Perdí mi ojo de venado.

En el verano de 1989, tras llenar dos días consecutivos el Auditorio Nacional —de hecho fue la primera banda de rock mexicano en lograr esto— y teniendo como teloneros a Maldita Vecindad y a Fobia, el grupo prepara canciones para lo que sería su segundo material; temas como Detrás de ti y Antes de que nos olviden ya eran habituales de la agrupación para estas fechas (esta última fue con dedicatoria a los caídos de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968).

Reconciliación

El 14 de diciembre de 2010,  se anunció que la banda se reuniría para el festival Vive Latino del 2011, después de que Hernández y Marcovich dijeran que habían «limado asperezas» y planeado «un palomazo». La idea surgió al conocerse problemas delicados de salud de Marcovich que generaron el acercamiento con Saúl Hernández; lo único que impedía el regreso del grupo con la alineación original eran los problemas entre ambos músicos, pues la relación con los demás miembros era estable.

 Posteriormente, Saúl Hernandez y Alejandro Marcovich concedieron una entrevista a un noticiero de televisión diciendo que no planean hacer gira alguna, si no solo dos conciertos, el de Vive Latino y otro en Coachella; y que será después cuando decidan si pueden trabajar en más proyectos juntos.

El regreso

El 9 de abril de 2011, el grupo consumó su reencuentro luego de 16 años con su alineación original dentro de la undécima edición del Festival Vive Latino, ante un estimado de más de 70 mil personas.

El mes de junio de ese mismo año se confirma una gira por Estados Unidos de América y México los meses de septiembre, octubre y noviembre.

Estilo

Aunque en un principio la música de Caifanes parecía ser profundamente oscura, densa, metafórica y críptica; la inclusión de «La negra Tomasa» en el repertorio del grupo no era casual: Hernández y Romo tienen raíces en colonias populares de la ciudad de México por ello utilizó el ritmo de cumbia como base. Sin embargo, Caifanes no volvió a apropiarse tan marcadamente de un estilo musical distinto del rock; por el contrario, incorporó elementos de la música popular mexicana en el esquema general de éste.

Si bien en «El diablito» la mayor parte de las canciones puede ser calificada simplemente como rock, las letras comienzan a tomar elementos populares (como la integración total del dicho «De noche todos los gatos son pardos» en la canción homónima) y con La célula que explota se marca en gran medida el estilo clásico de Caifanes: letras demandantes y poéticas y música a caballo entre el rock y la música mexicana. La presencia de Alejandro Marcovich, a partir de este disco se vuelve fundamental en el sonido del grupo, a tal grado que para muchos fanáticos la diferencia principal entre Caifanes y Jaguares consiste en el estilo del guitarrista.

La célula que explota, construida como una balada rock con arreglos de mariachi y marimba, es la primera de una serie de amalgamas. En «El silencio» las fusiones tocan de nuevo la música con una fuerte cadencia rítmica que en México se tilda de «guapachosa» (Nubes, Hasta morir, Para que no digas que no pienso en ti), pero también la banda (Piedra), e incluso aparece una versión de un son veracruzano, Mariquita, donde se combinan las tradicionales jaranas con las guitarras eléctricas de Marcovich. Por último, en «El nervio del volcán» experimentaron con rítmicas indígenas (Afuera), dieron un toque de bolero a las percusiones de Ayer me dijo un ave y construyeron La llorona sobre el vals tradicional del mismo nombre.

Discografía

Álbumes de estudio

Pedro Frugone

Posted in Pop Rock, Rock Alternativo, Rock en Español, Rock Progresivo with tags , on octubre 22, 2011 by niquelrosa19

El guitarrista Pedro Frugone pertenece a una especie escasa en la generación de rockeros chilenos iniciados en los años ’80: a diferencia de la mayoría de sus contemporáneos, el músico ha persistido hasta ahora con su afición juvenil, sin importar la suerte de las bandas de las que se ha hecho parte; de entre las cuales las más importantes han sido Anachena, Viena y La Ley.

Apenas La Ley anunció un “receso” a fines del 2005, Frugone comenzó a preparar un álbum solista, publicado dos más tarde en medio de calurosas críticas. Frugone también ha aprovechado su reinstalación en Santiago para incorporarse como colaborador de importantes músicos locales, como Carlos Cabezas.

Primeras bandas
Frugone podrá ser a los ojos del continente sólo “el guitarrista de La Ley“. Pero su trabajo musical se inició temprano y acumulaba logros importantes mucho antes de ser convocado para reemplazar en ese grupo al fallecido Andrés Bobe, en 1994.

Desde una agitada adolesencia repartida entre Santiago y California (y que lo hizo pasar por diez colegios debido a su mala conducta), el guitarrista se asoció con su hermano, Archie, en bandas escolares (Luxury, Código) que le permitieron practicar antes de su primer proyecto profesional: Viena. Fue junto a ese cuarteto que Frugone grabó sus primeros discos, legando al pop local de la época un par de respetables álbumes y al menos dos temas (“Niña engreída”, “Salón de emociones”) que se recuerdan hasta hoy.

Desencuentros con el cantante Claudio Millán llevaron a los Frugone a Anachena, el grupo que confirmó su alianza a partir de 1989, pero que Pedro abandonó apenas recibió la invitación profesional que le cambiaría la vida. Con el grupo La Ley, había trabajado desde 1993 en esporádicos encargos como invitado, pero la sorpresiva muerte de Andrés Bobe, en abril de 1994, obligó a la banda a buscar un reemplazo con el cual concretar su largamente anhelada internacionalización. La elección fue lógica y Frugone no lo dudó. Desde entonces y hasta el final de su historia como banda, Pedro fue el único guitarrista de La Ley. Debutó junto a ellos en un concierto del 26 de mayo de 1994 en el Festival de Acapulco y los acompañó en su aventura continental, residiendo por ello sucesivamente en Ciudad de México, Caracas, Buenos Aires, Colombia y Los Ángeles.

Progresivamente, Frugone fue incorporándose a La Ley también como compositor. Fue un aporte reconocido por sus compañeros, pese a los registrados problemas durante las sesiones de grabación de Invisible (1994), en cuyas sesiones no pudieron esconderse los desencuentros entre el guitarrista y el productor Humberto Gatica. En paralelo, el músico iba registrando sin mucho orden melodías propias, que con el tiempo pensaba en incorporar a un debut solista. Más tarde, colaboró en el primer disco del grupo que a fines de esa década fundó su hermano Archie, Silvestre.

Sin La Ley
Fue Frugone quien primero le sugirió a Beto Cuevas y Mauricio Clavería que su trabajo conjunto en La Ley debía tomarse una pausa. Era el año 2000, y sus compañeros le respondieron que era mejor esperar hasta preparar una despedida formal, según contó más tarde en entrevistas.

Ésta llegaría finalmente en noviembre del 2005, que fue cuando La Ley se presentó por última vez como un grupo, en la fiesta del Grammy Latino, en Los Ángeles. Aunque la banda había elegido consensuar una declaración pública en torno a un simple “receso”, Frugone declaró al poco tiempo que La Ley era un asunto terminado “al menos para mí”, descartando una reunión de la formación final del conjunto. Las palabras le cayeron mal a Beto Cuevas, confirmando así el diagnóstico que alguna vez hizo de sí mismo Pedro Frugone: “En general, hablo muy poco, porque las cosas que digo, muchas a veces a la gente le parecen muy hirientes. Lamentablemente así soy, y no puedo cambiar”.

Desde entonces su concentración estuvo puesta en su primer disco solista, para el que incluso tomó clases de canto. “Ahora podrán conocer mi visión de la música”, advirtió. “Cuando estás en un grupo es tanto lo que tienes que transar con productores y con tus propios compañeros, que el producto final recoge bien poco de tu parte”.

El resultado de ese trabajo autónomo apareció a mediados del 2007 bajo el título Yo objeto. Los años de experiencia de Frugone permitieron un grupo privilegiado de colaboradores, que incluyeron a Álvaro Henríquez, Jorge González, Nicole, Javiera Parra y Muza, entre otros. El músico definió esas nuevas canciones como “románticas”, aunque atrevidas. “Ya tuve demasiado pop”, cree.


 

Mauricio Claveria

Posted in Pop Rock, Rock Alternativo, Rock en Español with tags , on octubre 22, 2011 by niquelrosa19

Mauricio Clavería Andrade es un baterista y músico chileno, nacido el 7 de agosto de 1963 en la ciudad de Santiago de Chile. Trabajó con muchos grupos de rock, uno de ellos fue Brain Damage (cuando tenía 20 años). Al año de comenzar a tocar la batería fue nombrado como uno de los mejores bateristas de Chile .

Ya en la adolescencia comenzó sus primeros roces con lo que sería en definitiva su profesión, la música. Es en esta edad en la que decide encaminarse hacia el estudio de la batería, cosa que lograría perfeccionar con el paso de los años.

Estudió Tecnología de sonido y fue a los 18 años que empezó a tomar clases de batería. Su maestro fue Carlos Figueroa, un gran profesor de música de aquellos años.

Cabe destacar que Mauricio comenzó muy tarde, en edad, el estudio de la batería. Tres años le bastaron a Mauricio para convertirse en un baterista profesional, lo que lo llevó a trabajar para varios artistas nacionales en los estudios de grabación. Entre ellos se encontraban Pancho Puelma y Myriam Hernández, los cuáles, decidieron contactarlo para que colaborase con ellos en la grabación de distintos discos musicales.

A principios de los 80, Mauricio tocaba en el subterráneo del Pollo Dorado, en el centro de Santiago de Chile.

Fue en 1983 que Claudio Millán (ex Viena), se acerco a Mauricio Clavería para invitarlo a la agrupación Brain Damage. En ese entonces Mauricio contaba con 20 años, “Ese era Mauricio Clavería, un baterista que tocaba en el Pollo Dorado, que prácticamente robamos a la banda que tocaba en el subterráneo, ya que no tenía ni un futuro si se quedaba allí“, señaló hace un tiempo atrás Claudio Millán acerca de como obtuvieron a Mauricio para que se incorporara a Brain Damage.

Con Brain Damage Mauricio no grabó ningún disco, pero cabe destacar que la banda era muy popular en esos días. Debido a esto, Mauricio se hizo conocido en el ámbito musical, con lo que rápidamente fue conocido como uno de los mejores bateros de Chile. Siendo un excelente mérito para un músico que se movía en el ámbito underground de Santiago.

En 1985 nuevamente Mauricio participa en un proyecto de Claudio Millán. Los Rockmanticos era el nombre de la agrupación, la cuál llegó a participar en programas de TV, además de participar en la OTI de ese año.

Luego de 6 años de grabaciones en estudios, Mauricio decidió tomar un nuevo rumbo en lo que a su carrera musical se refería. Comenzó a contactar gente y en una de esas cuantas tocatas a las que asistía se encontró con Andrés Bobe (Paraíso Perdido, La banda del Pequeño Vicio), el cual lo invito a participar en un proyecto musical que tenía junto a su amigo Rodrigo Aboitiz (Aparato Raro), llamado simplemente La Ley.

La agrupación al principio quedó conformada por Andrés Bobe en guitarras (La banda del pequeño vicio, Paraíso perdido), Rodrigo Aboitiz en teclados (Aparato Raro), Iván Delgado en voces (Aparato Raro), Luciano Rojas en el bajo (la banda del pequeño vicio, Paraíso perdido) y Mauricio Clavería en la batería. Poco tiempo después Iván Delgado se separa de la banda y es entonces cuando Beto Cuevas se une al grupo La Ley.

Con La Ley

Ya con la formación definitiva, Mauricio Claveria cosecha éxitos junto a La Ley, participando activamente junto a la banda. El sello en la batería de Mauricio destaca de lejos en las presentaciones de la banda. Después de 15 años junto a La Ley, los integrantes deciden darle un respiro a la banda por lo que anuncian la separación por un par de años.

Mauricio actualmente participa en el “colectivo de rock” Los Concorde junto a Leonardo de Lozanne (vocalista del grupo Fobia)

Beto Cuevas

Posted in Pop Rock, Rock Alternativo, Rock en Español with tags , , , on octubre 22, 2011 by niquelrosa19

Luis Alberto Cuevas Olmedo más conocido como Beto Cuevas (n. Santiago, 12 de septiembre de 1967) es un cantante, artista plástico, pintor y actor chileno. Fue el vocalista de la ahora disuelta banda chilena La Ley. Creció en Montreal, Quebec, aunque en su infancia vivió también en Venezuela, y habla fluidamente francés, inglés y español. Actualmente reside en Los Ángeles, California y está prosiguiendo su carrera como solista.

Su familia se trasladó a Montreal, Canadá, escapando de la dictadura de Augusto Pinochet, por lo que también tiene nacionalidad canadiense. Se casó con Estela Mora en 2001, actualmente se encuentran separados.1 Tiene dos hijos; Martina (1987, hija de Estela y su primer matrimonio en Argentina) y Diego (1993). A partir de mayo del 2010 mantuvo una relación amorosa durante un año con la actriz Bárbara Mori.

En 1988, durante un viaje a Concón, Quinta región, Beto conoció al baterista de La Ley, Mauricio Clavería. El baterista invitó a Beto a entrar en la banda, que justo había sufrido la salida de dos de sus miembros fundadores, Iván Delgado y Shía Arbulú. Beto hizo su debut como cantante en el primer álbum de La Ley, Desiertos, del cual se vendieron sólo 500 copias, convirtiéndose así rápidamente en la voz de la banda. Pronto La Ley editó su segundo disco , Doble opuesto, que presentó un cover de los Rolling Stones: “Angie”, un gran hit que propulsó a la banda con extendida notoriedad.

Durante los primeros años de la agrupación (discos Desiertos, Doble opuesto y La Ley), Beto Cuevas sólo se dedicó a escribir las letras de las canciones, debido a que la creación musical estaba a cargo del líder y fundador Andrés Bobe. Durante estos años, La Ley pasa a ser la agrupación más importante y exitosa del país.

El 10 de abril de 1994 Andrés Bobe, luego de un show a beneficio, sufre un accidente que le provoca la muerte, es en este momento que Beto asume la responsabilidad y liderazgo del grupo. De ser la cara visible pasa a tomar un rol relevante en la composición musical junto a sus demás compañeros.

La historia de La Ley se divide en dos partes: antes y después de Andrés Bobe. La influencia de Beto luego de la partida de Andrés es notoria, el grupo sufre un giro musical que lo lleva a tener gran éxito en Latinoamérica.

Es durante las grabaciones de los videos musicales del disco Invisible (1995), que Beto comienza su acercamiento con el “séptimo arte”, desempeñando labores de codirección.

Muchos observadores de bandas dan crédito a sus años en Norteamérica como a la gran influencia en el sonido de La Ley, que es única entre las bandas chilenas y latinas. Menos latino y más rock en algunos casos soft rock, La Ley escribe en inglés, español, y ocasionalmente en francés.

A medida que la fama y éxito crecía en el extranjero, el reconocimiento en Chile era inversamente proporcional, lo que molestaba a los miembros del grupo. Muchas veces en programas de televisión y radios chilenas se les trato del grupo “mexicano” La Ley.

21 de febrero de 2001, un día antes a la presentación en el Festival de Viña del Mar, el grupo se encuentra en el programa de Canal 13 La movida del Festival. Mientras son entrevistados en vivo y en directo un asistente les anuncia que se han adjudicado el Grammy Anglo como mejor grupo de rock alternativo. Es en este instante y su posterior show en el escenario de la Quinta Vergara, un punto de inflexión, en que el grupo comienza a ganar nuevamente un poco de reconocimiento en el país.

Mediados de 2001 y el grupo graba su disco MTV Unplugged, logrando un gran éxito en el continente, sin embargo lo más importante para los miembros de La Ley es que definitivamente en su país natal, Chile, se les termina de reconocer como la agrupación más exitosa de todos los tiempos gracias al Grammy Anglo, la presentación en el Festival de Viña del Mar y el disco acústico recién editado.

En el año 2005 Beto Cuevas, Pedro Frugone y Mauricio Clavería deciden tomar un receso en la agrupación. Se invita a Coti Aboitiz y Luciano Rojas a participar en algunos conciertos de la gira de despedida

Beto también trabajó en algunos pequeños proyectos, incluyendo la canción “Loud” que es una colaboración con Masters At Work (“Little Louie” Vega & Kenny “Dope” González). También reversionó la canción Mentira, que fue originalmente presentada en el MTV Unplugged de La Ley, que fue parte de la banda sonora del filme La mujer de mi hermano.

Otros proyectos musicales incluyen una colaboración con la banda chilena Los Prisioneros en su último álbum Manzana, donde Beto intervino en los sintetizadores, guitarras y voces en las canciones “Insatisfacción“, una reedición del clásico de los Rolling Stones(I Can’t Get No) Satisfaction“, y “Eres mi hogar“.

Filmó durante el 2007 un capítulo en la nueva serie en el Canal Fox Latinoamérica: Tiempo final, cuyo capítulo se llama “El autógrafo” donde actúa como “Beto”.

En septiembre del año 2008, Beto Cuevas fue invitado a entrevistar a Morrissey para el canal TV Central.

No podemos olvidar su participación activa en la Fundación ALAS y cuándo visitó la Patagonia chilena con NRDC para enterarse de la amenaza que enfrenta este tesoro natural.

En marzo del 2008, Beto Cuevas realiza el pre-lanzamiento como solista. Más de dos años han pasado desde que Beto se despidiera de los escenarios de manos de La Ley.

Previo lanzamiento de su disco y de la extensa gira que lo llevará a los grandes escenarios, era el momento de tener un encuentro íntimo y cercano con sus seguidores, para ello, que mejor que hacerlo con una serie de presentaciones que se dieron a lo largo de Estados Unidos; lugares donde la magia de sus nuevas canciones se sienta de cerca y donde podamos escuchar algo de lo que Beto nos tiene para contar a través de las nuevas melodías. La gira constó de 35 fechas, auspiciada por Jack Daniel´s .

El 23 de septiembre de 2008, salió a la venta su primer trabajo solista, Miedo escénico, disco que posee tres singles: Vuelvo, Háblame y Un minuto de silencio.

El 30 de noviembre durante la clausura de la Teletón 2008 en Chile realizó una corta pero intensa presentación.

El 8 de Septiembre graba en el estudio auditorio de La 100 (fm 99.9) de Buenos Aires, Argentina, la versión del tema Faith de George Michael, el cual fue incluido en el Cd “La 100 Vivo”.

El 26 de febrero de 2010 cantó junto con Raphael en el Festival Internacional de la canción de Viña del Mar, al día siguiente se presentaría solo, pero el Terremoto del 27 de febrero, que golpeó la zona centro sur de Chile, condujo a la cancelación de la jornada programada para esa noche.

En mayo del 2010 Beto presentó una nueva versión de la clásica canción de Violeta Parra, “Gracias a la vida“. Esto con la ayuda de artistas como Miguel Bosé, Michael Bublé, Fher Olvera (Maná), Juan Luis Guerra, Shakira, Juanes, Laura Pausini y Alejandro Sanz, todo esto producido por el también chileno Humberto Gatica. Esta campaña fue creada con el fin de ayudar a Chile a recuperarse de una de las sacudidas más fuertes de la historia. Ninguna de las ganancias irá para los artistas sino a los chilenos que lo necesitan.

Recientemente el mismo artista ha dado a conocer que su próximo disco esta en camino haciendo referencia a que existen fuentes que aseguran que Beto Cuevas esta trabajando en distintos proyectos de arte, y que también, se encuentra editando lo que serán sus próximas canciones que se verán incluídas en su siguiente material discográfico.

Discografía

2008: Miedo escénico

Filmografía

 

 

La Ley

Posted in Pop Rock, Rock Alternativo, Rock en Español with tags , , , on octubre 22, 2011 by niquelrosa19

La Ley fue una banda de Rock de Santiago de Chile formada a finales de la década de 1980 por iniciativa del tecladista y guitarrista Andrés Bobe y su amigo, el tecladista Rodrigo Aboitiz. La Ley se volvería muy popular en Latinoamerica con el lanzamiento de su álbum Doble Opuesto, y sus álbumes posteriores incrementarían aun más su popularidad. Con el álbum Vértigo, la popularidad de la banda comenzó a disminuir, en gran parte porque el sonido de la banda cambia a uno mucho más experimental, pero con los siguientes álbumes Uno y Libertad, el éxito del grupo fue sin precedentes. La Ley, ha sido sin duda, una de las agrupaciones de rock más importantes de toda Latinoamérica.

Inicios (1987 – 1988)

La historia de La Ley comienza con Rodrigo Aboitiz, quien formaba parte de la banda Aparato Raro y Andrés Bobe, quien formó parte de las bandas Paraíso Perdido, La Banda del Pequeño Vicio y en la última etapa de Aparato Raro, donde conoce a Rodrigo Aboitiz y la vocalista Shia Arbulu (ex del grupo Nadie ).

En un principio, La Ley tenía la aspiración de ser un grupo de música techno, acercándose al estilo de Mecano, sentando su estilo en la nacionalidad española de su vocalista Lucía “Shia” Arbulu y teniendo como claras influencias del new wave británico, bandas como Duran Duran, Depeche Mode, The Cure y The Smiths.

Bobe y Aboitiz conocen Carlos Fonseca, productor musical de la escena chilena y encargado de hacer posibles las carreras de grupos como Los Prisioneros, la antigua agrupación de Aboitiz: Aparato Raro, y de Nadie, agrupación de los hermanos Arbulu y de donde egresó Lucia “Shía” Arbulu, quien ocupaba el rol de los teclados.

En 1988 consiguen grabar un EP cassete para EMI, titulado La Ley, contenía 6 temas, tres remixes y un instrumental, incluyendo 5 vinilos promocionales de 45′, del cual solo uno tenía cover, el vinilo de “La luna”.

Llegada de Alberto Cuevas (1988 – 1989)

Después de su primer trabajo como equipo (que no es incluido como trabajo oficial del grupo) sufren la primera transformación: Shia Arbulú deja el grupo para radicarse en España. Andrés Bobe siempre consideró que fue un error el que Shia haya dejado la banda.

Bobe convoca entonces a una serie de músicos para lo que sería la formación definitiva. El primero en acercarse fue Luciano Rojas, bajista de “Paraíso Perdido”, y amigo de Andrés; después Mauricio Clavería, baterista de “Pancho Puelma y los Socios“, e Iván Delgado, teclista, saxofonista y voz de “Paraíso Perdido”. Comienzan a crear sus primeras composiciones y a ensayarlas, pero al notar la incapacidad creativa y vocal de Iván Delgado, deciden expulsarlo del grupo.

En este momento llega a Chile Luis Alberto “Beto” Cuevas, un joven chileno que había vivido en Venezuela y Canadá. A su llegada conoce a Mauricio Clavería, quien le invita a formar parte de La Ley, presentándolo a Bobe como “un primo”[cita requerida]. Inicialmente Cuevas no parecía encajar al 100% con el grupo, especialmente Bobe, quien se caracterizaba por mostrar una actitud bastante fría. Aboitiz, sin embargo, decidió probarle: debía que aprenderse la letra del tema “Desiertos”. Al ver que la voz y el estilo de Cuevas encajaba, Bobe, Aboitiz, Rojas y Clavería optaron por ingresarlo a la banda.

El grupo comienza a abrirse paso en pequeños escenarios; son contratados en el Café del Cerro y poco tiempo después, debutan en la “Casa Constitución”.

Desiertos, la separación de Fusión Producciones y la salida de Rodrigo Aboitiz (1989 – 1991)

En 1990, publican de manera independiente su placa titulada Desiertos, la cual contó como productores a Rodrigo Aboitiz y Andrés Bobe.

Por ser un grupo nuevo, La Ley necesitaba del apoyo de un manager, pero Fonseca se encargaba de la representación del grupo más fuerte de EMI, Los Prisioneros. Su colaborador, Alejandro Sanfuentes, les recomendó entonces que se independizaran de la mano de Fonseca. El resultado fue el retiro de las tiendas del disco Desiertos, del que solo se vendieron 500 copias[cita requerida], convirtiéndolo en un artículo de culto entre los admiradores de la banda. EMI no quería prescindir de las grabaciones realizadas, pero argumentando derechos de autor La Ley logra conseguir la cinta máster de la grabación. El grupo se aventura a tocar en pequeños lugares en las localidades vecinas de la ciudad de Santiago (Chile), en una van.

La Ley decide enviar la cinta master de Desiertos a Argentina para elaborar 2000 copias en vinilo, con la intención distribuirlos en cada presentación y así tener una fuente segura de ingresos. Con éstos realizan el video clip de la canción que da título al disco, con localizaciones en el río Mapocho y el Café del Cerro, lugar donde tocaban cada semana con el apoyo de el cineasta Gustavo Fiorenza.

En 1991 muere la madre de Aboitiz, quien decide dejar el grupo argumentando que su fallecimiento le impedía tener la mente clara y abierta a nuevas ideas, planteando además que la banda se había convertido en un lastre que no quería cargar[cita requerida]. Bobe decide entonces comprar un secuenciador Roland Workstation, para apoyarse y secuenciar las secciones que correspondían a Aboitiz en las canciones.

Firma con PolyGram (1991 – 1993)

Antes de la salida de Aboitiz, un productor estadounidense que estaba en Chile escuchó a La Ley y les ofreció ayudarles a grabar un disco bajo Island Records. El grupo grabó los demos, en su mayoría en inglés, los cuales son “Angry Lovers”, “When She Was Going Away”, “Jesus”, “Love & Faith”, “My Destination” (cuyos temas no fueron grabados hasta el año 2000 en español bajo el título de “Amor y Fé” y “Paraíso” respectivamente, incluidos en el disco Uno), “Just Another Dreamer” (tema que más tarde sería “Surazul” en el disco Libertad), “Under My Thumb” (demo cover de The Rolling Stones), “Girlfriend In a Coma” (cover de The Smiths), “Holyness”, “Silhouette” y “Heaven” (cuyos temas no fueron grabados hasta el año 2010 respectivamente, incluidos en el disco póstumo de Andrés Bobe AB). Sin embargo este proyecto nunca se concretó, quedando solo los demos como prueba.

Transformado en un cuarteto, La Ley se presenta con las canciones “Angie” y “Under my thumb” en un programa de televisión que buscaba nuevos talentos para hacer covers de los Rolling Stones. Rolando Ramos, un locutor de la radio chilena, tomó el demo de estas canciones y lo hizo público, llamando la atención de la discográfica PolyGram, quienes ofrecen al grupo un contrato por tres discos. En 1991 La Ley graba su primer material oficial, el disco Doble opuesto, producido por Mario Breuer.

En el otoño de 1992 La Ley comienza a grabar en Argentina y Chile, también bajo la dirección de Mario Breuer su siguiente álbum, titulado con el mismo nombre de la banda: La Ley. El disco sale en febrero de 1993, vendiendo 15.000 copias el primer día. El video de la canción “Tejedores de ilusión” es nominado a los premios MTV como mejor vídeo latino.

Ante el éxito de La Ley, los organizadores del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar invitan por vez primera a La Ley. Durante su presentación, en febrero de 1993, se les entrega del Disco de oro por las ventas registradas de su segundo trabajo, La Ley y el Disco de platino por las ventas de Doble Opuesto.

Es en este momento cuando el grupo tiene su primer contacto con México: su primera presentación fue en el teatro Angela Peralta de Ciudad de México; después partieron a Monterrey, haciendo presentaciones radiales en la ciudad de Cuernavaca Morelos, y presentándose en el teatro Roxy de Los Ángeles.

La muerte de Andrés Bobe (1994)

Luego de su presentación en el Festival de Viña, La Ley es contratada por Canal 13 para componer e interpretar la música de los títulos de la teleserie Champaña. Esta canción, titulada “En La Ciudad”, resulta ser un hit, que rápidamente alcanza rotación frecuente en las radios. Para aprovechar este impulso, a principios de 1994 el grupo graba junto a Humberto Gatica un maxi single llamado Cara de dios compuesto por cuatro temas, incluyendo “En La Ciudad”. Este disco resulta ser un éxito de ventas[cita requerida] y reciben una invitación al Festival Internacional de Viña del Mar de febrero de 1994. Además son invitados al Festival de Acapulco para el mes de mayo.

En esta época, Andrés Bobe mantiene conversaciones con Rodrigo Aboitiz, para regresar a los teclados. Sin embargo, en la madrugada del 10 de abril de 1994, Bobe sufre un accidente mientras volvía a su casa. Después de haber tocado en un concierto a beneficio de la hija de Héctor Robles, jugador del equipo de fútbol Club Deportivo Palestino y en la intersección de las calles Monseñor Edwards con Ortega y Gasset, en la comuna de la Reina, Andrés Bobe pierde el control de su moto, recibiendo un golpe en la cabeza que le causó la muerte en pocos minutos.

Después de la muerte de Andrés Bobe surgen varios problemas en la banda, tanto con la compañía discográfica como con los familiares de Bobe, por la propiedad del nombre del grupo. Parte de la prensa chilena cubrió el hecho con morbo, sin consideración por los sentimientos de los amigos y la familia del fallecido[cita requerida]: el grupo respondería posteriormente con la canción “Cielo Market”. Durante esta temporada de crisis los medios comenzaron a especular acerca del futuro de la agrupación, afirmando que La Ley dejaría de existir, dado que el “cerebro” del grupo había fallecido.

Andrés Bobe fue un destacado músico de la escena underground de fines de los ochentas en Chile. Se le rindieron distintos homenajes y el más recordado fue en el Estadio Nacional, donde jugaron los equipos de la Universidad de Chile y de Colo-Colo, Andrés Bobe era seguidor de la Universidad de Chile, equipo que ganó 4-0. Además, durante el concierto que ofreció Depeche Mode en abril de ese año, supieron de la muerte de Bobe e hicieron un minuto de silencio en memoria de él. La muerte de Andrés Bobe truncó la sesión “Unplugged” para MTV: La Ley iba a ser el primer grupo latinoamericano en grabar una sesión desenchufada para MTV Latinoamérica. Andrés Bobe además había sido contratado por el grupo Lucybell para producir su primer disco, trabajo que finalmente estuvo a cargo de Mario Breuer.

La Ley protagonizó uno de los 10 spot comerciales y campaña de publicidad más importantes de esa década en Chile para la marca Pepsi, dirigido por uno de los cineastas y directores de publicidad mas importantes de Chile, Ricardo Larraín, a quien La Ley le cantó en forma de regalo de cumpleaños “Tejedores de Ilusión” en medio de la filmación hecha en el Parque O’Higgins. En esa oportunidad debido a la reciente y lamentable muerte de Andrés Bobe, Pedro Frugone quien era el nuevo guitarrista de La Ley, no fue visto en el spot comercial en televisión por respeto a la familia de Andrés Bobe quien se encontraba debatiendo los derechos de propiedad intelectual de La Ley, el equipo de filmación realizó sólo primeros planos de las manos de Frugone en la guitarra, o planos generales donde no se distinguía quien era el guitarrista.

Invisible: El regreso de Aboitiz y la inclusión de Pedro Frugone (1995 – 1997)

Pedro Frugone, ex guitarrista de Viena y Anachena, que había sido músico de apoyo de La Ley en algunas ocasiones, es invitado oficialmente a formar parte del grupo. Con él La Ley se presenta en el Festival de Acapulco en mayo de 1994. Sin embargo Frugone tuvo problemas para formar parte oficialmente como guitarra líder del grupo: había firmado un contrato de exclusividad como integrante del grupo Anachena, perteneciente a BMG Ariola Chile. Al enterarse BMG de que Frugone estaba grabando un álbum para otra banda y disquera, le reclamó incumplimiento de contrato. Warner debió pagar una cantidad para liberarle de sus obligaciones con Anachena.

Este mismo año Aboitiz regresa a ocupar los teclados.

Bajo la producción de Humberto Gatica y bajo la discográfica Warner Music México, una vez terminado el contrato con PolyGram, la Ley comienza a grabar el disco Invisible. Frugone abandonó la grabación por problemas y diferencias con Gatica, de forma que su presentación oficial como miembro del grupo no se realiza hasta diciembre. En enero La Ley comienza una gira por diferentes ciudades de Chile, presentando las nuevas canciones. En febrero de 1995 se presentan nuevamente en el Festival de Viña, además de ofrecer un concierto gratuito en la Avenida Perú de la ciudad de Viña del Mar bajo el auspicio de Pepsi.

Invisible salió al a venta en julio de 1995, contando con publicidad y lanzamientos en varios países de Latinoamérica y en el mercado latino de Estados Unidos[cita requerida]. Esta placa logró darles fama internacional, definiendo el futuro estilo de La Ley y colocando cinco singles en la radio: “El duelo”, “Día Cero”, “Cielo Market”, “Hombre” y “1-800 dual”. El éxito de este álbum superó en ventas al disco Sueño Stereo de los argentinos Soda Stereo, que se había lanzado en las mismas fechas[cita requerida].

Durante 1995 La Ley anunció su mudanza a México: esta situación que causó polémica en los medios de comunicación y artístico de Chile. Algunos artistas que se consideraban nacionalistas criticaron el hecho que La Ley dejara el país para buscar éxito internacional[cita requerida].

En 1996 son invitados a participar junto con otras bandas del medio rockero latinoamericano en el compilado Silencio = Muerte: RED HOT+LATIN, a beneficio de las víctimas y la lucha contra el SIDA. Participan con la canción “You Come and Go”, de la autoría de Bobe, Aboitiz y Cuevas.

La gira de Invisible duró cerca de dos años sin parar, logrando llenar dos noches el Auditorio Nacional de México.

Vértigo y los cambios en la formación (1997 – 1999)

Tras el éxito de Invisible, Warner ofreció al grupo un presupuesto elevado para grabar su próximo material. La Ley se dirigió a Cuernavaca México para grabar sus demos. El próximo álbum tendría un giro radical en cuanto a sonido se refiere, de forma que inicialmente se había planeado grabarlo en estudios británicos, pero a último momento se eligieron estudios neoyorquinos, los estudios Chung King, House of Metal.

Tras la elaboración de este nuevo proyecto, Rodrigo Aboitiz vuelve a abandonar al grupo. Las versiones sobre su deserción son muchas: el nacimiento de su hijo o su vicio por las drogas, provocado por la extensa gira que conllevó la promoción de Invisible. Cuevas entonces le expulsó del grupo, argumentando que Aboitiz era una persona bastante obsesiva[cita requerida]. Aunque Aboitiz acudió a rehabilitación en México, Cuevas le impidió el retorno, provocando la molestia de Rojas y Frugone.

Aunque se había anunciado la salida del nuevo disco para septiembre de 1997, surgieron inconvenientes que imposibilitaron su edición a tiempo[cita requerida]. Al preguntarle a Beto Cuevas sobre el título del nuevo trabajo, él se limitaba a decir que “iba a ser representado por un vortex.

En diciembre de 1997 se edita el EP, Fotofobia y en febrero de 1998, con una gran campaña de publicidad, es editado el disco Vértigo, un álbum con toques electrónicos y dance. Este trabajo no tuvo buena recepción en la crítica especializada[cita requerida] y muchos de sus seguidores han llegado a considerar este como el peor trabajo de La Ley, a lo que debe añadirse el rechazo del público chileno por su decisión de radicarse en México. Fotofobia llegó a considerarse como la peor canción del año en Chile[cita requerida]. Sin embargo, Vértigo” es un trabajo en el que La Ley pone a prueba su lado experimental, incursionando en el terreno del acid house, como se puede apreciar en su tema “Opacidad”.

Las diferencias entre Rojas y Cuevas se hicieron más notorias, llegando al máximo cuando Rojas abandonó el grupo horas antes de la presentación en el Festival Iberoamericano de Música “Vive Latino“. Después de su salida de La Ley, Rojas y Aboitiz tuvieron una reunión para un nuevo proyecto: el grupo “Saiko“, donde también se encontraba Iván Delgado, co-fundador de La Ley y una nueva integrante, Denisse Malebrán.

 Uno, MTV Unplugged y Libertad” (2000 – 2003)

En 1999 La Ley graba el disco Uno, que se edita en marzo de 2000. De este álbum salen cinco singles y tres vídeos: “Aquí”, “Fuera de Mí”, “Eternidad”, “Verano Espacial” y “Paraíso”. Este álbum llevó al grupo a un gran nivel internacional de popularidad, teniendo numerosos reconocimientos como el Grammy Latino.

Al año siguiente fueron invitados por la cadena MTV a realizar una sesión acústica llamada La Ley MTV Unplugged. Este álbum recibe Discos de Oro y Platino en todo el continente americano, además de conseguir tres nominaciones al Grammy Latino, llevándose el galardón de “Mejor Álbum Vocal por un Grupo de Rock”, dos MTV Awards Latin America: “Mejor Artista Rock” y “Mejor Grupo del Año”, varias nominaciones a los Premios Billboard Latin y un galardón ASCAP para Beto Cuevas, como compositor por “Mentira”.

Los sentimientos del grupo ante el atentado a las Torres Gemelas del 11 de septiembre y la invasión estadounidense de Afganistán dieron origen a la grabación del álbum Libertad, producido por Humberto Gatica y KC Porter[cita requerida]. Para este trabajo se eligieron los temas “Amate y Sálvate”, “Más Allá” (inspirada en una fanática que se suicidó al no cumplirse su sueño de conocer en persona a Beto Cuevas[cita requerida]); y “Mi Ley”.

Historias e Histeria y separación (2004 – 2005)

Al año siguiente lanzan su recopilatorio Historias e histeria con todos sus éxitos, celebrando 15 años de carrera y de sus primeras grabaciones. En ese momento se anuncia la disolución de La Ley. Aunque se han mencionado varias razones para la separación, las verdaderas razones se desconocen.

En el 2005 La Ley fue invitada a tocar en el Festival de Viña del Mar; durante la presentación Luciano Rojas y Rodrigo Aboitiz se presentan sorpresivamente en el escenario, haciendo una antología de las primeras canciones del grupo, con la canción “Desiertos”. El grupo ganó los premios del público a los artistas, las Gaviotas de oro y plata. Esa noche la última canción fue “Tejedores de ilusión”, haciendo una remembranza a su desaparecido fundador Andrés Bobe. Después de haber terminado su gira de despedida, anunciaron que el grupo se retiraría, pero dejaron abierta la posibilidad de volver a reunirse como un quinteto; en dicho lugar se limaron las asperezas de años pasados.

Luego de la disolución cada integrante emprendió proyectos independientes: Beto Cuevas trabajó como actor en algunas películas[cita requerida] y ya lanzó su disco solista. Pedro Frugone también lanzó su disco solista en donde incursiona como cantante[cita requerida]. Mauricio Claveria formó en México al grupo indie Los Concorde, junto a Jonás de Plastilina Mosh, Poncho (bajista de La Lupita) y Leonardo de Lozanne (vocalista del grupo de rock mexicano Fobia). Rodrigo Aboitiz e Ignacio Redard (compositor, letrista y vocalista), forman The Plugin es una banda de synthpop.

Miembros

Kraken

Posted in Hard Rock, Heavy Metal, Rock en Español with tags on octubre 21, 2011 by niquelrosa19

 

Kraken es un grupo colombiano de Rock Fuerte Progresivo y Heavy Metal. Fundada en la ciudad de Medellín en 1984, tiene gran auge en Colombia, América Latina, Europa y Estados Unidos desde los años 80’s. Su vocalista, letrista y principal integrante es Elkin Ramírez.

A finales de 1983 el cantante Elkin Ramírez, fue invitado a cantar por un grupo que imitaba versiones originales de agrupaciones reconocidas. Conformado por Hugo Restrepo, Jorge Atehortua, Jaime Tobón y Gonzalo Vásquez. Elkin Ramírez desde antes venia formándose como vocalista en otras agrupaciones; se inició en 1981 con Lemon Juice, pasando a Hertz en 1982 y luego alternando en Kripzy y en Ferrotrack en 1983, donde estuvo al lado de grandes músicos del momento como Hernán Cruz y Gustavo Corrales.

Nace el 18 de junio de 1984 con el nombre de Kraken, con un repertorio de temas interpretados pero con algo característico, las composiciones eran en castellano. El inicio de este proyecto se plasmó con el concierto de lanzamiento oficial en Medellín, en el teatro Lux de Manrique, el 22 de septiembre de 1984 ante 1200 personas. Para 1985 se retira el guitarrista rítmico Jaime Tobón, reemplazándolo Ricardo Posada con quien ya Elkin había trabajado en Kripzy. El grupo adquirió carácter, fuerza y credibilidad musical, teniendo como objetivo inmediato componer. Nacen entonces las primeras canciones: Nada ha cambiado aún, Todo Hombre es una Historia y Muere Libre, temas con un sonido con gran influencia del Heavy metal y el Hard rock. En la Plaza de Toros la Macarena de Medellín en 1986, Kraken se presenta al lado de la agrupación Brasilera Santuario, ante 6000 asistentes que cantaban al unísono sus temas inéditos. Grabaciones piratas de sus temas ya habían sido memorizadas y aprendidas por sus nacientes fanáticos.

El primer álbum y giras nacionales

Grabar profesionalmente fue el estímulo que marcó un precedente histórico para Kraken. Llegó otra nueva etapa con la que sueña todo artista, contactar las empresas fonográficas y en 1986 se logra concretar la grabación del primer sencillo en formato de 45 revoluciones, incluyendo la condición de recaudar 500 firmas de personas comprometidas a comprar las copias exigidas, que al final agotarían 5 ediciones, o sea, hasta vender 5000 copias. Los temas elegidos para este primer sencillo fueron Todo Hombre es una Historia y Muere Libre.

La banda es invitada a Pereira en 1986, primera ciudad que el grupo exploró. A comienzos de 1987, Kraken graba su segundo sencillo, el cual incluyó “Escudo y Espada” y “Soy Real”. Las ventas estuvieron por cerca de 4500 copias. A mediados de ese mismo año, se realizó la grabación de su primer álbum en formato L.P., terminando su producción en el mes de septiembre y lanzado en el mes de octubre, vendiendo cerca de 15000 copias en 12 meses a nivel nacional.

La primera gira nacional fue posible en 1988: Medellín, Bogotá, Manizales, Pereira, Armenia, Cúcuta, Cali, entre otras. En ese mismo año, Ricardo Posada se retiraba. Los primeros pasos para convertir a la agrupación en una empresa se dieron con la consecución de un representante comercial, patrocinadores, asesoría en imagen, publicidad, mercadeo, fotografía y un equipo de auxiliares técnicos en escena, para preparar así su segundo L.P.

La grabación del disco Kraken II fue acompañada por una gira nacional. El material en términos generales se elaboró pensando en un público universal. El tema Vestido de Cristal logró lo que nunca antes, ser los número uno en todas las emisoras juveniles por primera vez en la historia del Rock en Colombia.

Llega Jaime Ochoa a la banda, ingresa para llenar el vacío del ex – guitarrista y enriquecer con el sonido fresco de los teclados. La inclusión de este instrumento fue definitivo para este álbum, a pesar de las críticas y los temores a usar tan versátil instrumento. 1990 fue testigo de la composición, grabación y producción de Kraken III; temas como Rostros Ocultos e Hijos del Sur se convirtieron en nuevos himnos sin hacerse notar el momento histórico de su gestación. Rostros Ocultos se mantuvo encabezando listas durante varias semanas a nivel nacional, realizándose una nueva gira, la cual incluyó el concierto de la celebración de independencia de Colombia, el sábado 20 de julio de 1991 en Medellín, un mensaje para reclamar el derecho al libre pensar. Kraken salió por primera vez de su tierra en ese mismo año para tocar en El Poliedro de Caracas, Venezuela. Gonzalo Vásquez y Jaime Ochoa este mismo año, determinan por voluntad propia retirarse de la banda.

Para lo que seria su nuevo trabajo, incrementaron nuevas bases y proyectaron las ya anteriormente logradas, Kraken IV, Piel de Cobre de 1993, así lo evidenció. En dicho trabajo fonográfico, la agrupación hizo un homenaje a los ancestros provenientes de las culturas Maya, Azteca e Inca. Fueron 2 años dedicados al estudio de las etnias mesoamericanas para su conceptualización, en donde se incluyeron términos fonéticos de las lenguas madres en canciones como Méxica u O’Culto

Kraken produjo un montaje escénico coreógrafo –musical, con el ballet folclórico de Antioquia, evento que se realizó en el teatro Metropolitano de Medellín. Allí oficialmente se hizo el lanzamiento de otro de los clásicos del rock colombiano: Lenguaje de mi Piel, tema que alcanzó el número uno en las listas a nivel nacional y el número 10 en las internacionales Word Chart por tres semanas consecutivas selección editada en Los Ángeles, California en 1994.

A finales de 1993 se vincularon en calidad de músicos invitados a los hoy productores musicales Federico López y Santiago Restrepo, además del baterista Felipe Montoya, el maestro de guitarra Byron Sánchez y Henry Borrero quien era una joven promesa al frente de la guitarra. Quizá para muchos fue la etapa más polémica de la banda, un período de transición entre el Kraken anterior y el nuevo. A finales de 1994 fueron presentados como integrantes y de forma unánime abandonaron la banda en septiembre de 1996, al enterarse que Elkin Ramírez deseaba una nueva conformación para la banda, no por incapacidad de estos músicos, sino porque varios de ellos sugerían a Elkin Ramírez producir una propuesta más comercial, que permitiera que el grupo fuera más difundido a nivel internacional, sin embargo todos ellos respetaron la posición del director de la Banda y dejaron el grupo. También es sabido que algunos enfrentamientos durante la grabación de Kraken V, desacuerdos en la producción, y discusiones sobre algunos derechos de autor entre estos músicos y Elkin Ramírez, motivaron también este abandono. Ese mismo año se editó la compilación Kraken I + II, pero ya en formato CD, para rescatar su sonido inicial en un formato disponible para todos los seguidores y para nuevos adeptos.

En 1995 se lanzó Kraken V El Símbolo de la Huella, con temas como, Déjame, Silencioso Amor y Soy. Para su lanzamiento se realizó un segundo montaje escénico musical en el mismo teatro Metropolitano de Medellín titulado la Premier, último concierto al que asistiría su compañero de siempre el bajista Jorge Atehortua, dado que toda la banda en pleno decidió desintegrar indefinidamente a Kraken.

Nuevos integrantes y disquera propia

Entre los años 1994 a 1996 Kraken nunca dejó de trabajar, los comentarios de su desintegración fueron desmentidos con sus apariciones en concierto. A inicios de 1997 se logró una nueva conformación. El primer contacto lo realizó Juan Esteban Echeverri como guitarrista y luego con el baterista Alejandro Gutiérrez. Para el segundo semestre de ese año se vincularon Luis Ramírez en el bajo y David Mejía en el teclado. Desde entonces emprendieron la realización de objetivos más ambiciosos: independizar a Kraken de los sellos tradicionales que mal habían pagado a tan noble causa con un concepto denominado por su vocalista líder como rock duro progresivo.

Kraken lanzó con gran éxito en el teatro Jorge Eliécer Gaitán de Bogotá, el 15 de agosto de 1998, su sello fonográfico independiente, llamado Atenea Producciones. La capital de Colombia se convirtió en la nueva sede de la agrupación. El siguiente paso fue la composición y grabación de Kraken, una Leyenda del Rock en 1999, para ser lanzado en vivo en dicha ciudad el 20 de noviembre del mismo año. Este CD incluye 5 temas nuevos, “El idioma del Rock”, “Frágil al Viento”, (que llegó a número uno en listas radiales), “No te detengas”, “Explorador” y “Sin miedo al Dolor”, producidos en su totalidad en un estudio particular de la ciudad de Medellín, complementado con otros cinco temas, tres de ellos inéditos de su etapa inicial.

También en 1999 la banda es invitada por primera vez a Ecuador, donde fue recibida por sus seguidores en el aeropuerto de Quito. El concierto se realizó en el Teatro del Ágora, ante 5000 asistentes, algo majestuoso y muy complaciente para la banda. El 7 de diciembre del 2001, Kraken volvió nuevamente a Ecuador, reiterando la gran acogida.

La banda adoptó una excéntrica puesta en escena: “Kraken íntimo”, con arreglos para piano, guitarra y voz. Los varios escenarios de las diferentes ciudades colombianas acogieron esta propuesta, logrando la interacción de la banda con su público.

Huella y Camino Álbum y gira

La cantidad de grabaciones caseras tomadas de los conciertos por sus “fans”, eran realizadas para tener un recuerdo sin importar la calidad y el formato de sus cintas, actitud que inquietó a la dirección artística del grupo. Entonces la banda emprendió la tarea de realizar la primera grabación en vivo, que luego se sintetizó en el álbum llamado Huella y Camino, con canciones grabadas en concierto en la ciudad de Bogotá, a excepción de 3 temas que fueron extraídos de su presentación en el Aeroparque de Medellín con Ascariz y Tenebrarum de Medellín y Arcángel de Venezuela, en noviembre del 2000. Este trabajo cuenta con canciones clásicas de la banda como “Escudo y Espada”, “Muere Libre”, “Vestido de Cristal”, “Lenguaje de mi Piel” y “Frágil al Viento” entre otros, contando además con dos canciones inéditas, “Corazón Felino y Revolución”.

Después del lanzamiento en los diferentes almacenes y las respectivas emisoras rockeras inicialmente en la capital, en Diciembre del 2001 y Marzo del año siguiente, el concierto oficial no se hizo esperar. La gira que se denominó Kraken Huella y Camino inició en Bogotá el 6 de abril de 2002, con una presentación realizada en el teatro Jorge Eliécer Gaitán, agotando todas las localidades tres días antes. La gira visitó Tunja, Cali, Pereira, Pasto y Manizales regresando a Bogotá en Agosto del mismo año, con su puesta en escena denominada “El Recital”, con dos noches consecutivas en el teatro Colsubsidio. Se realizó también la segunda visita a Venezuela, a la ciudad de Valencia, en el mes de Septiembre del 2002 alternando con varias agrupaciones. Un pequeño receso se necesitó planeando su retorno a su ciudad natal Medellín, para hacer su reaparición en concierto el 8 de diciembre de ese mismo año en Envigado. El 2003, contando con el manejo de su nuevo representante y productor Camilo Gutiérrez, presenta a Kraken retomando su gira Huella y Camino con una alineación de músicos de transición entre los que participo durante esta etapa esta el reconocido productor Jorge Holguin Pyngwi en la guitarra realizando conciertos en ciudades como Manizales, Cali, Pereira, Bogotá, Medellín, Armenia, Bucaramanga, Barranquilla, Caracas (Venezuela), Ibagué y Popayán.

Para sorpresa de todos sus seguidores la banda recibió en el mes de junio de 2004 Disco de Oro por las ventas de su álbum Huella y Camino, en el mes de Octubre de Kraken es invitado a cerrar el primer día del Festival Rock al Parque en su décima edición, presentándose en la capital colombiana frente a más de 110.000 espectadores en la plaza de eventos del Parque Metropolitano Simón Bolívary enorgulleciendo a todo el pais por sus logros y por demostrar la calidad de nuestro rock hecho con paciencia y amor.

Kraken Filarmonico

En diciembre de 2004, se inician los arreglos musicales complementarios para la realización del evento llamado “Kraken filarmónico”, que fue grabado durante dos años, con la participación de la Orquesta Filarmónica de Bogotá. Este proyecto estuvo liderado por su vocalista Elkin Ramírez y su manager, Camilo Gutiérrez. Su primera presentación se efectuó en el Auditorio León de Greiff de la Universidad Nacional de Colombia, ante un auditorio abarrotado de público, para luego abrir la undécima edición de Rock al Parque, presentando su trabajo ante 80.000 personas asistentes al Parque Metropolitano Simón Bolívar bajo una intensa lluvia. Conciertos de estas características han sido ya realizados y grabados por grandes bandas como Metallica, Scorpions, Aerosmith, Queen entre otras. En enero de 2006, la banda fue la invitada a dos de los principales Festivales de Rock de Argentina. Cosquín Rock y Gessell Rock.

El 28 de noviembre de 2006, la banda lanzó al mercado con el sello Universal Music International su disco Kraken Filarmónico, que fue masterizado por el ingeniero Simon Gibson en los estudios Abbey Road de Londres y el 6 de diciembre siguiente en el Palacio de los Deportes de Bogotá realizó el concierto de lanzamiento que contó con la asistencia de 5000 espectadores.

Nueva gira

En el 2007, Kraken produjó un nuevo disco, que salió a la venta en el 2008. A la vez fue producido un disco tributo (el segundo en honor a la banda) donde participaron artistas de varios países, como Paul Gillman, o Adrián Barilari, entre otros grupos. En septiembre se realizó un concierto en Soacha, localidad cercana a Bogotá, en el marco del primer Festival de Juventudes, donde asistieron aproximadamente 6.500 personas

El 6 de diciembre de ese año, Kraken inicia una nueva gira denominada “Monstruos del Rock Latinoamericano”, en compañía de la banda argentina Rata Blanca. El primer concierto se realizó en el Coliseo El Salitre en Bogotá, actuando la banda Lapsus de Pereira como telonera y teniendo un lleno de casi 4.000 espectadores.

Durante ese mes, la gira, que se realizó entre el 6 de diciembre y el 15 de diciembre, incluyó ciudades como Buga, Pereira, Medellín y Barranquilla.

Actualidad (Humana Deshumanización)

“Kraken” lanza su nuevo trabajo discografico, producido por su propia casa disquera en octubre del 2009 como homenaje a sus 25 años de trayectoria musical, y lo hicieron con un majestuoso concierto en la ciudad de Bogota, para el deleite de todos sus fanaticos; una reunion apoteosica donde se expusieron todos sus albums y exponiendo el porque, es una “Leyenda”; y por que “El titan” en vivo es sencillamente inigulable, y demostrando, que entre màs tiempo; el sonido y la verdad de sus letras dejan conciencia de lucha por un mejor futuro por una evolucion mental; y en el 2010 la leyenda gana el premio a la mejor banda de rock duro otorgado por la revista Shock, la banda continua cosechando exitos y a la espera de una nueva gira.

Integrantes

Discografía

Álbumes de estudio

Recopilaciones y en vivo

  • Kraken I + II. Codiscos (1994)
  • Kraken en Vivo: Huella y Camino. Athenea (2002)
  • Kraken IV + V – Vive el Rock Nacional. Fuentes (2004)
  • Kraken Filarmónico. Athenea (2006)